Noticias y Eventos

La piratería de software en empresas disminuye

piratería de software
Ya han salido a la luz los datos del estudio realizado por BSA (Business Software Alliance), sobre la piratería de software de empresas.
Como era de esperar, según las investigaciones de otros años, España no queda en buen lugar ya que está por encima de la media mundial.

El 42% de los software instalados en las empresas españolas, es pirata, es decir, no cuenta con las licencias de uso necesarias para cumplir con la ley.

Según dicho estudio, el porcentaje a nivel mundial se sitúa en el 37%, algo inferior que el año anterior.

Aunque como se ve, en España superamos por 5 puntos la media mundial sobre la piratería de software de empresas, es el dato más bajo de los últimos 10 años, solo comparable con los registros del 2008/2009.

software-de-empresas

El estudio tasa el valor comercial que supone la piratería de software de empresas, en más de 700 millones de euros. Pero el problema no solo es para las empresas desarrolladoras de estos software, que dejan de percibir los ingresos que realmente deberían,  los usuarios también “sufren” la el robo de sus datos personales, de información relevante de sus empresas, etc.

Las empresas encuestadas, nombran en un 54% los riesgos evidentes de ciberseguridad como el principal ítem para no contar con un software de empresas pirata, seguido del riesgo que supone la problemática legal.

Respecto al ranking de países en donde más se piratean los software de empresa, así quedaría el “top ten”:

  • China (66%)
  • Rusia (62%)
  • Grecia (61%)
  • India (56%)
  • Italia (43 %)
  • España (42 %)
  • Francia (32 %)
  • UK (21 %)
  • Alemania (20 %)
  • USA (15 %)

(Cabe decir que todos los países bajan el porcentaje respecto al último estudio)

La media de este “top ten” se sitúa en el 41,8%, es decir, 4 de cada 10 empresas cuenta “practica” la piratería en los programas que tienen instalados, sin duda, un valor alarmante para las empresas que nos dedicamos al desarrollo de software de empresas.

Dejar un comentario