Galdon Software gsBase Novedades

Big Data, una nueva era

La era del Big Data será una gran oportunidad para la industria tecnológica durante los próximos años, ya que brinda la oportunidad de analizar grandes cantidades de información que procesan diariamente las empresas, y que serían muy importantes para establecer nuevos modelos de negocio o definir estrategias comerciales. Hablamos de datos de clientes, datos del negocio interno, de fuentes estructuradas, datos de la empresa o de los productos o servicios a través de las redes sociales…

En este sentido, el Big Data también ofrece un nicho laboral importante. Según algunos estudios, se estima que para los próximos dos años se habrán generado más de 4 millones de empleos en todo el mundo relacionados con las Tecnologías de la Información bajo el tirón del Big Data. De estos empleos, se espera que 1,2 millones se creen solo en Europa Occidental.

En este caso, sería importante determinar el perfil más adecuado para este tipo de campo profesional. Las nuevas tendencias hablan de un científico de datos, que sería una figura especialista en preferencias y hábitos de consumo, para responder con mayor eficiencia a las necesidades de los clientes y propios empleados.

En el panorama nacional, solo un 4,8% de las empresas ha integrado la tecnología Big Data en sus estrategias de negocio, y un 14,6% considera hacerlo en un futuro cercano. Unos datos, que en un primer momento pueden resultar algo bajos, teniendo en cuanta las expectativas comerciales que ofrece la tecnología Big Data. Aunque desde algunos centros de estudio se asegura que su implementación será exponencial en el sector empresarial, augurando un crecimiento de hasta el 19,4% para el próximo 2014.

¿Qué es un científico de datos?

Sería importante, llegados a este punto definir las características o perfil profesional que debería tener el científico de datos, fundamentalmente, para evitar confusiones con el perfil de analista de datos.

–          El científico de datos debe tener una buena base de conocimientos informáticos, con el manejo de diferentes lenguajes de programación.

–          Conocimientos de estadística y matemáticas para ser capaz de manejar grandes cantidades de datos desestructurados.

–          Una base formativa similar a la del analista de datos pero con la diferencia de que el científico debe conocer la empresa.

–          Capacidad de comunicación y formación en marketing en áreas de tecnología y negocio.

–          Debe ser capaz de priorizar en el tiempo aquellas decisiones de negocio sustentadas en datos que ofrezcan una mayor rentabilidad y valor a la empresa a corto plazo.

La era del Big Data ya es un hecho y está cobrando especial importancia en el sector económico y empresarial.

Dejar un comentario