Consejos

Nativos digitales

Existe una nueva frase acuñada que dice: ‘Todos los niños nacen con un pan debajo del brazo y una tableta debajo del otro’. Se describe así a los nativos digitales. Bebes nacidos en la época de mayor explosión tecnológica, pequeños que han tenido como referentes pantallas, ordenadores, móviles y demás artilugios digitales que los han formado en una nueva realidad. Pero ¿es esto cierto?

Un poco de humor para hablar de los nativos digitales.

Un poco de humor para hablar de los nativos digitales.

Una investigación publicada en la revista Chilhood Education ha querido demostrar que existe mucha mitología alrededor de los niños y la tecnología, y que tal vez, el concepto de nativos digitales sea algo sobrevalorado.

Aquí hablamos de algunos mitos:

  1. Los niños y la tecnología no deben mezclarse. Nos encontramos a padres que piensan que sus hijos deben relacionarse con la tecnología en cuanto antes, porque así serán mejores; y aquellos que los protegen del mundo digital para que no afecte a su mundo infantil. Pero este estudio revela que la postura de los padres influye poco en las preferencias de los niños, y que no existen grandes diferencias en habilidades sociales, salud o aprendizaje entre los pequeños que pasaban mucho tiempo con sus juegos electrónicos y los que llevaban una vida más analógica.
  2. Todos los niños son ‘nativos digitales’: hemos escuchado muchas veces decir que un niño de tres o cuatro años sabe usar un teléfono o una tableta mejor que sus padres. Pues bien, según la publicación de esta revista, lo que hacen los niños es imitar a los mayores, poco hay de la esa intuición digital que todos insistimos en ver.
  3. La tecnología entorpece las relaciones sociales: los adultos piensan que el exceso de tecnología aísla a los niños y no los ayuda a crear habilidades sociales. Pero esta investigación dice que los pequeños, de entre tres y cuatro años, lo mezclan todo. Pueden tener la televisión encendida todo el día e ignorarla si hay otra cosa que les interese más. Y aunque les gusta ver series o dibujos repetidamente, luego quieren jugar con muñecos a los que dan roles según los estilos clásicos. Y también pueden preguntar a los adultos sobre diferentes aspectos de los ordenadores o tabletas. Son muy adaptables.
  4. Si el juego es interactivo, es educativo: Aunque existen, en el mercado, muchos juguetes interactivos que aseguran mejorar la capacidad de concentración o aprendizaje, muchas veces esto solo son promesas. El uso de tabletas puede entrenar a los niños en el uso de una pantalla táctil o en la comprensión de la interacción con otros a través de la red, pero no garantiza un aprendizaje rápido o más sofisticado que el que se produce con los medios tradicionales.
  5. Los niños necesitan dominar la tecnología para sus vidas futuras. Algunos padres piensan que la ausencia de contacto con las nuevas tecnologías supondría crear a los niños una desventaja con respecto a otros. Sin embargo, están aquellos otros padres que consideran que este esfuerzo no es necesario porque la tecnología cambia constantemente, y lo que puedan aprender ahora, en un año habrá cambiado totalmente.

Así pues, ¿existen los nativos digitales… o son un falso mito?

Dejar un comentario